Si creo una SL ¿debo darme de alta como autónomo?

A la hora de constituir la sociedad limitada suele surgir una duda: ¿debo darme de alta como trabajador autónomo?

La Seguridad Social nos encuadraría en:

  • Régimen Especial de Trabajadores Autónomos –RETA–
  • Si se es socio trabajador y administrador con funciones de gerencia y se posee más del 25% del capital social de la sociedad limitada
  • si el 50% del capital social de la sociedad pertenece a familiares hasta el segundo grado
  • Régimen General
  • Si se es administrador o socio trabajador sin funciones de gerencia ni dirección con menos del 33% del capital social
  • Régimen General Asimilado (sin cotización por desempleo ni Fondo de Garantía salarial)
  • Cuando se es administrador retribuido con funciones de dirección y gerencia y se dispone de menos de un 25% del capital social
  • Cuando se es administrador pero no socio de la empresa sin poseer capital social.

Cabe destacar que, en el caso de ser únicamente socio capitalista y por tanto, ni trabajador ni administrador, no es necesario que se esté dado de alta en ningún régimen de la Seguridad Social.

Administradores  Régimen
 Socio y administrador con +25% del capital social RETA
 Socio y administrador con -25% del capital social Régimen General Asimilado
 sólo administrador sin ser socio

Regimen General Asimilado

Socios Trabajadores  Régimen
 Si se posee menos del 33% del capital social Régimen General
 si se posee más del 25% del capital social RETA

 si el 50% del capital social pertenece a familiares de hasta el segundo grado

RETA

Sobre el autor:

Agustina Arias-Abogada

Linkedin

 

 

Tipos de órgano de administración

 

  1. ¿Qué es el órgano de administración?

La sociedad limitada es una persona jurídica, y por ello necesita actuar a través de sus órganos sociales. El órgano de administración el cual es el encargado de gestionar la sociedad en su día a día, y de representarla ante terceros.

  1. ¿Qué tipos de órgano de administración existen?

La administración de la sociedad limitada se puede confiar a:

  • Un administrador único, el cual representará a la sociedad de manera individual. Éste puede ser persona física o jurídica que constituirá el órgano de administración para tomar las decisiones de la sociedad.
  • Varios administradores solidarios, que actúan de forma individual en nombre de la sociedad. Por lo tanto, cualquier acto individual por parte de un administrador solidario comprometerá a la sociedad en su conjunto, sin que sea necesario que los otros administradores solidarios lo validen..
  • Varios administradores mancomunados, que deberán actuar conjuntamente de común acuerdo para la realización de cualquier tipo de acto o actividad. Un administrador mancomunado no puede actuar en representación de la sociedad.
  • Un consejo de administración compuesto por mínimo tres consejeros y máximo doce, que ejercerá de manera colegiada la representación de la sociedad limitada. En el consejo de administración, las decisiones se toman por mayoría de votos de los consejeros asistentes.
  1. ¿Quién puede ser administrador?

Los administradores podrán ser personas físicas o jurídicas y, salvo disposición contraria en los estatutos, no hará falta ser socio para poder ser nombrado administrador. Además, deberán desempeñar el cargo con la diligencia de un ordenado empresario y de un representante leal y deben guardar el secreto sobre las informaciones confidenciales aun después del cese de su cargo.

  1. ¿Quién nombra a los administradores?

La competencia para nombrar a los administradores de una sociedad limitada la ostenta exclusivamente la junta general. En las sociedades de nueva creación, los administradores serán nombrados en el acto de constitución de la sociedad.

  1. El órgano de administración en las sociedades exprés

Finalmente es necesario destacar que, en las sociedades limitadas exprés el órgano de administración puede tomar cualquiera de las formas antes descritas, salvo el consejo de administración.

El consejo de administración se ha excluido de las constituciones exprés porque el legislador ha considerado –a nuestro juicio de forma errónea– que el consejo de administración corresponde a sociedades con una estructura más compleja y de mayor tamaño que las constituidas de forma exprés.

Ello no obstante, hay que dejar claro que una vez constituida la sociedad los socios podrán acordar en cualquier momento la transformación del órgano de administración a un consejo.


Sobre el autor:

Agustina Arias-Abogada

Linkedin