Crear empresa online: Sistema CIRCE vs tradicional

Sabemos que la sociedad de responsabilidad limitada es una sociedad mercantil en la cual la responsabilidad se encuentra limitada al capital social que se aporte, tal capital se compone de las aportaciones de todos los socios y puede ser dinerario o no dinerario como explicamos en anteriores artículos de nuestro blog. Pues bien, es importante destacar que, a la hora de crear empresa online, suele surgir la duda de si es mejor hacerlo a través del sistema CIRCE o hacerlo a través del sistema “tradicional”

Las diferencias en crear empresa online de una u otra manera son pocas pero relevantes:

OPCION 1: a través del sistema CIRCE, la constitución es en tres días por 265€, incluidos notario y Registro Mercantil, siempre y cuando se cumplan las tres condiciones que el sistema establece:

  • Capital social no superior a 3.100€. Por tanto, el capital mínimo será de 3.000€ y el máximo de 3.100€
  • El inicio de la actividad debe ser en un plazo máximo de 3 meses
  • Alta del trabajador-socio-administrador como autónomo, es decir, tal sistema entiende de manera automática que al ser administrador y socio se es trabajador, por ende, nos obliga a dar de alta como trabajador autónomo.

Además se trata de un sistema en el cual los estatutos son estándar, aprobados por el Ministerio de la Presidencia. Así pues, la constitución a través del sistema CIRCE obliga a que aquel socio que sea además administrador y trabajador se encuadre, por lo general, en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) y que la regulación de los estatutos de la empresa, sean estándar.


OPCION 2: En cambio, en la constitución a través del sistema “tradicional”, ronda entre los 500€ y los 600€ en cuanto a los Honorarios de notario y Registro Mercantil. Por el contrario, no obliga a la alta sistemática en ningún régimen. Esto es porque mercantilmente no hace falta que el administrador esté dado de alta, pero cumpliendo con las normas de la Seguridad Social si se está. Además, los estatutos no son impuestos, es decir, se pueden regular los diferentes aspectos de la compañía.

Finalmente la diferencia mayor, aparte de en el precio, se encuentra en que a través del sistema “tradicional”, tarda unos 15 días en inscribirse en el Registro Mercantil, por tanto, es bastante más lento que el sistema CIRCE, el cual son tan solo 3 días aproximadamente.