¿Puedo facturar sin ser autónomo?

Mucha gente se pregunta si es posible emitir facturas sin estar dado de alta

Es curioso, pero cuando preguntamos si puedo facturar sin ser autónomo y recurrimos a internet para buscar una respuesta positiva observamos que seguramente no la vamos a encontrar; o al menos no en la forma estricta que nos gustaría. La respuesta más obvia es NO, ya que, a priori, no se puede facturar sin ser autónomo, aunque puede haber alguna excepción.

Bien es cierto que encontrareis infinidad de publicaciones en la que explican cómo facturar sin ser autónomo, y esto es porqué la normativa reguladora tiene lagunas a las cuales les puedes dar un enfoque equivocado y tener serios problemas con el ministerio.

Si realizas una actividad esporádica, es decir, que no te dedicas a ella de forma recurrente, sólo emites alguna factura durante el año y además no superas el salario mínimo interprofesional (SMI que en 2018 es de 736 € al mes), entonces nos encontraríamos en un caso en donde la norma no obligaría a darse de alta como autónomo en la seguridad social y en este caso no haría falta darse de alta de autónomo.

La seguridad social intentando dar una lógica a la norma, entiende que, si la actividad por la cual has facturado no “te da para vivir”, es decir, no es tu modo de vida, le resulta ilógico que pagues la cuota de autónomo, evitando la necesidad de realizar una inspección. ¡CUIDADO! No caigas en el error de pensar que no pueden enterarse, ya que estarías incurriendo en un fraude si no se puede defender que dicha actividad es esporádica. Y aquí es cuando podemos empezar a tener problemas.

¿Cuándo una actividad es esporádica?, ¿Cuántas facturas puedes hacer para saber si la actividad es recurrente?

Debes saber que si el Ministerio realiza una inspección y las respuestas a estas preguntas no les son satisfactorias, incurrirás en una sanción. El pago de las cuotas de la seguridad social no satisfechas, más el 20% de recargo. Y aparte tendríamos que entrar en un sinfín de requerimientos pudiendo llegar a un juicio para defender que realmente que dicha actividad es esporádica. Todo ello sería menos óptimo que estar dado de alta de autónomos, ya que el proceso sería complicado y por ello no saldría a cuenta.

En muchas ocasiones las personas que buscan información sobre facturar sin ser autónomo, no saben que, el hecho de no darse de alta como autónomo en la seguridad social a parte de lo que hemos comentado anteriormente, NUNCA evade la obligatoriedad de darse de alta en el censo de empresarios, profesionales y retenedores en hacienda; así como la presentación trimestral del modelo 303 (IVA). Y si no hiciéramos esto, aquí SI tendríamos un serio problema.

En resumen, NO es legal realizar facturas sin estar dado de alta en RETA (Registro especial de trabajadores autónomos) ya que la seguridad social obliga a cotizar desde el primer euro; pero en algunos casos puede estar permitido siendo conocedor de las consecuencias que ello puede acarrear (20% de recargo).

Los trámites con la Seguridad Social para los autónomos son online

Des del 1 de Octubre del 2018, para los trabajadores autónomos los trámites con la Seguridad Social son solo online y del mismo modo recibirán todas las notificaciones en la Sede Electrónica (notificaciones electrónicas).

A continuación os hemos elaborado una pequeña guía de soporte para poder realizar todas estas gestiones sin problemas.

¿Qué trámites CON LA SEGURIDAD SOCIAL, se pueden gestionar online? (notificaciones electrónicas

  • Alta en RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos): se debe comunicar previamente al inicio de la actividad (hasta 60 días).
  • Baja en RETA: se debe comunicar en los tres días siguientes al cese de actividad.
  • Cambio de base de cotización: se puede solicitar hasta 4 veces al año natural.
  • Modificación de actividad: opción de comunicar cualquier cambio de actividad como autónomo.
  • Solicitud de modificación para el año próximo en la cobertura de contingencias RETA: modifica los datos de cobertura de incapacidad temporal, accidente de trabajo, enfermedad profesional, cede de actividad y Mutua para el próximo año.
  • Variación de datos en RETA: modifica los datos identificativos laborales y adjunta documentación complementaria al alta para acreditar el cumplimiento de los requisitos que permiten el acceso a determinados beneficios.

¿Qué informes se pueden obtener online?

  • Duplicado de resolución de alta/baja en el RETA.
  • Informe de bases y cuotas ingresadas.
  • Certificado de estar al corriente de las obligaciones con la Seguridad Social.
  • Informe de bases de cotización.

¿Qué gestiones se pueden realizar online?

  • Informe de vida laboral.
  • Cambio de domicilio.
  • Comunicación del teléfono y correo electrónico personal.
  • Domiciliación del pago de cuotas a la Seguridad Social.

¿Qué se necesita para poder realizar estos trámites?

Para poder realizar los trámites con la Seguridad Social por vía electrónica (notificaciones electrónicas), hay disponible el Sistema RED (donde un autorizado actúa en representación del trabajador autónomo) y la Sede Electrónica (donde el mismo trabajador autónomo efectúa directamente sus trámites) mediante el sistema de alertas – alertas telemáticas.

En caso de querer usar la Sede Electrónica, se necesita un sistema que garantice la identidad del trabajador autónomo. Los sistemas que admite la Seguridad Social son: el certificado digital, el DNIe o la Cl@ve.

Las oficinas de la Seguridad Social facilitan la obtención del certificado digital de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT) y el registro en el Sistema Cl@ve.

Fuente: https://www.sede.fnmt.gob.es/certificados/persona-fisica/obtener-certificado-software Fuente: http://clave.gob.es/clave_Home/registro.html

Autonomos: diferencias entre persona física y jurídica

Es importante empezar definiendo que un autónomo (o autonomos) es la persona que realiza una actividad económica con ánimo lucrativo, que no se encuentra sujeto a un contrato de trabajo, sin perjuicio que tenga a personas bajo su mando como asalariados.

Las diferencias entre autonomos persona física versus persona jurídica, radican en que, la primera es autónoma como persona individual y, el segundo, es a través de una sociedad de capital, ya sea porque es socio y trabajador o socio y administrador de la misma.

Una de las principales diferencias entre ambos, y la que más llama la atención, es la cuota mensual que se paga a la Seguridad Social, mientras que en el primer caso hablamos de 267€ mensuales aproximadamente, en el segundo se ve incrementada en 344,90€ mensuales por la cotización mínima.

En el caso de las S.L. a través del sistema CIRCE, siempre que se sea socio y trabajador o administrador con más del 25% del capital social, o el 50% del capital social sea de familiares hasta el segundo grado, deberemos comunicar el alta como autónomo a la Seguridad Social, siempre y en todo caso, aunque ya seas autónomo de manera previa.

En el caso que se sea solamente socio trabajador con menos del 25% del capital social, el régimen al que se deberá acoger es al régimen general. Finalmente, si se es solamente socio, es decir, ni administrador ni trabajador de la empresa, independientemente del capital social que se posea, no se está obligado a cursar ninguna alta, puesto que se es socio inversor o socio capitalista.

También es importante recordar que, a través de la Sociedad Limitada no se puede cursar el alta como trabajador autónomo optando a la bonificación de la seguridad social por la que se pagan 50€ mensuales ya que no está prevista tal ayuda para autónomos de carácter societario.

Así pues, en caso de que se quiera constituir a través del rápido y efectivo sistema CIRCE, ésta es una de las condiciones a cumplir! Por otro lado, si tu idea es constituir la S.L. y dejarla inactiva hasta que empieces la actividad económica, puedes hacerlo sin problema puesto que el alta como trabajador autónomo sólo es obligatoria cuando la actividad de la empresa ha comenzado.