Capitalizar el paro para crear una empresa

A los efectos de fomentar y facilitar iniciativas de empleo autónomo, se puede capitalizar el paro de nivel contributivo mediante el abono, en un pago único, del valor actual del importe de la prestación, calculada en días completos (previa deducción del importe relativo al interés legal del dinero), siempre que el desempleado tenga pendiente de percibir, a fecha de la solicitud, al menos, tres mensualidades, y:

  • Se incorpore, en el plazo máximo de un mes, de forma estable como socio trabajador o de trabajo en una cooperativa o en una sociedad laboral o mercantil que se constituya o ya constituida,
  • Destine el importe a  una aportación al capital social de una entidad mercantil a constituir o constituida en un plazo máximo de 12 meses anteriores y, además, vaya a poseer el control efectivo de la sociedad, y a ejercer en la misma una actividad profesional y se produzca un alta en la Seguridad Social en el Régimen Especial de Trabajadores por Cuenta Propia o en el Régimen Especial de los Trabajadores del Mar,
  • O bien vaya a desarrollar una actividad como Autónomo.

Existe otra modalidad alternativa y de importe inferior, de ayuda a tales iniciativas por parte de desempleados, que es la de subvención de cuotas a la Seguridad Social.

Para capitalizar el paro mediante la solicitud de dichas prestaciones, que deberá presentarse siempre antes de la incorporación a los diferentes tipos de sociedades indicados y antes del inicio de actividad en el caso de autónomos, la documentación necesaria es la siguiente: Impreso de solicitud (modelo oficial), Documento Nacional de Identidad (DNI) o pasaporte (españoles) y NIE y pasaporte o documento de identidad del país de origen (extranjeros comunitarios), y NIE y pasaporte (extranjeros no comunitarios), Memoria explicativa sobre el proyecto de la actividad a desarrollar, Memoria explicativa de la inversión a realizar, (salvo que se solicite exclusivamente la modalidad de subvención de cuotas a la Seguridad Social), además de otra Documentación acreditativa específica según la actividad que se proponga iniciar.

En la modalidad de pago único, no se podrá volver a percibir prestación por desempleo hasta que no transcurra un tiempo igual al que se capitalizó la prestación, ni solicitar una nueva capitalización mientras no transcurran, al menos, cuatro años.

En la modalidad de subvención de cuotas de Seguridad Social, no se podrá acceder con posterioridad a la capitalización en pago único de la prestación pendiente de percibir.

Desde Company Express, como Punto de Atención al Emprendedor (PAE), estamos a su disposición para cualquier duda o aclaración que pueda surgir, así como para la ampliación de la información y asesoramiento en la materia, en una concreta adaptación a sus necesidades.

¿Qué son el Certificado digital y la Firma electrónica?

Entre otros, en el ámbito tributario las empresas están obligadas a recibir por medios electrónicos las comunicaciones y notificaciones administrativas que en el ejercicio de sus competencias les dirija la Agencia Estatal de Administración Tributaria (Real Decreto 1363/2010, de 29 de octubre). Para ello deberán disponer de un Certificado digital y, asimismo, para la identificación de su firma, la firma electrónica.

El Certificado digital

Se trata de un documento (digital) emitido y firmado por una autoridad de certificación (Fábrica Nacional de Moneda y Timbre-FNMT, Agencia Notarial de Certificación-ANCERT, Autoridad de Certificación-ANF,AC), que autentifica la identidad del usuario (persona o empresa) y que garantiza la vinculación del mismo a su clave pública, con la finalidad de que ningún tercero no autorizado tenga acceso a la información que se transmite en la operación electrónica.

La normativa en la materia ha impulsado la automatización y consecuente simplificación de la gestión documental, mediante el uso de certificados digitales para realizar trámites online con las Administraciones públicas, bancos y otras empresas.

Es por ello que cada vez más se está dando acceso electrónico a un mayor número de procesos, trámites e información, lo que conlleva que dichos trámites se puedan realizar con mayor comodidad, sin necesidad de desplazamientos a los diferentes organismos o autoridades, con el consecuente ahorro de tiempo, espacio y papel, así como la progresiva eliminación de los, hasta ahora, procedimientos manuales y su margen de error.

Según su soporte, existen dos tipos de certificados: Soporte software (electrónico) o  mediante tarjeta criptográfica (físico), como puede ser el DNI español, provisto de un chip para realizar trámites online.

El emitido por la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT) tiene un período de validez de 2 años para personas jurídicas y de 3 años para personas físicas.

La renovación debe realizarse con antelación a la fecha de caducidad del mismo (desde 60 días antes) y puede realizarse de forma telemática.

¿Sabe porqué es importante emitir el certificado digital a la vez que crea una empresa? Clique aquí.

La Firma electrónica

La firma electrónica (recogida en la Ley 59/2003, de 19 de diciembre), es el conjunto de datos relativos a una persona consignados en forma electrónica, y que son utilizados como medio de identificación del firmante, y se equipara a la manuscrita asegurando la plena validez, fiabilidad y confianza de los documentos electrónicos.

Permite que tanto el receptor como el emisor de un contenido puedan identificarse mutuamente con la certeza de que son ellos los que están interactuando, asegurando la integridad del documento, evitando que pueda ser desmentido por alguna de las partes, la modificación o alteración de su contenido y su conocimiento por terceros no autorizados.

Crear empresa online: Sistema CIRCE vs tradicional

Sabemos que la sociedad de responsabilidad limitada es una sociedad mercantil en la cual la responsabilidad se encuentra limitada al capital social que se aporte, tal capital se compone de las aportaciones de todos los socios y puede ser dinerario o no dinerario como explicamos en anteriores artículos de nuestro blog. Pues bien, es importante destacar que, a la hora de crear empresa online, suele surgir la duda de si es mejor hacerlo a través del sistema CIRCE o hacerlo a través del sistema “tradicional”

Las diferencias en crear empresa online de una u otra manera son pocas pero relevantes:

OPCION 1: a través del sistema CIRCE, la constitución es en tres días por 265€, incluidos notario y Registro Mercantil, siempre y cuando se cumplan las tres condiciones que el sistema establece:

  • Capital social no superior a 3.100€. Por tanto, el capital mínimo será de 3.000€ y el máximo de 3.100€
  • El inicio de la actividad debe ser en un plazo máximo de 3 meses
  • Alta del trabajador-socio-administrador como autónomo, es decir, tal sistema entiende de manera automática que al ser administrador y socio se es trabajador, por ende, nos obliga a dar de alta como trabajador autónomo.

Además se trata de un sistema en el cual los estatutos son estándar, aprobados por el Ministerio de la Presidencia. Así pues, la constitución a través del sistema CIRCE obliga a que aquel socio que sea además administrador y trabajador se encuadre, por lo general, en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) y que la regulación de los estatutos de la empresa, sean estándar.


OPCION 2: En cambio, en la constitución a través del sistema “tradicional”, ronda entre los 500€ y los 600€ en cuanto a los Honorarios de notario y Registro Mercantil. Por el contrario, no obliga a la alta sistemática en ningún régimen. Esto es porque mercantilmente no hace falta que el administrador esté dado de alta, pero cumpliendo con las normas de la Seguridad Social si se está. Además, los estatutos no son impuestos, es decir, se pueden regular los diferentes aspectos de la compañía.

Finalmente la diferencia mayor, aparte de en el precio, se encuentra en que a través del sistema “tradicional”, tarda unos 15 días en inscribirse en el Registro Mercantil, por tanto, es bastante más lento que el sistema CIRCE, el cual son tan solo 3 días aproximadamente.

No necesitas 3.000 € para crear una empresa

Con el sistema CIRCE crear una empresa aportando bienes, se convierte en una opción ‘low cost’

Para poder crear una empresa/sociedad limitada en España, la ley exige depositar un capital de 3.000 euros en una cuenta bancaria a nombre de la nueva empresa y que un notario lo certifique. Esta certificación del notario más la inscripción de la empresa en el registro mercantil, tramites obligatorios, a través del sistema CIRCE suele costar unos 160 euros.

¿Pero que pasa si no disponemos de esos 3.000 euros de capital para crear una empresa?

La ley también permite hacer una aportación equivalente a esos 3.000 euros en objetos materiales (coches/ordenadores…etc) y ponerlos a nombre de la empresa, pero entonces los gastos notariales+registro mercantil ascendían a 700 euros, en lugar de los 160 euros que cuestan los gastos aportando el capital en dinero.

Por suerte, esto ha cambiado!! La novedad es que a través del sistema CIRCE es posible crear una empresa sin aportar los 3.000 €, es decir, tan solo aportando objetos materiales que acrediten ese valor o superior y el precio de notario+registro se mantendrá en los 160 euros (ver desglose de precios aquí)

Ya hablamos en un post anterior sobre los tipos de aportaciones del capital social de las empresas de responsabilidad limitada, pero en este traemos novedades respecto a las facilidades y precio de constituir con este tipo de aportación.

Recordemos que en las sociedades de capital sólo podrán ser objeto de aportación bienes o derechos patrimoniales susceptibles de valoración económica, por tanto, no podrá aportarse el trabajo de los futuros socios o el servicio que vayan a ofrecer pero sí los socios pueden transmitir a su sociedad cualquier tipo de activo que sean bienes o derechos.

Si comentábamos en la entrada anteriormente mencionada que, a través de la aportación no dineraria, se encarecían los costes de notario y se debía aportar mayor cantidad de papeles haciéndose más complicado todo el proceso, ahora y sobre todo cuando constituimos a través del sistema CIRCE tan comentado, las cosas han cambiado: podemos crear una S.L. con aportación de bienes por el mismo precio que si se hiciese a través de aportación dineraria.

Los requisitos son que aquello que se aporte tenga un precio lógico y se haga detallando el modelo concreto, por ejemplo, ordenador Acer Aspire valorado en 550€.

Además, se debe tener en cuenta que, todo aquello aportado debe sumar como mínimo 3.000€ que es la cantidad que exige la ley de sociedades de capital para su constitución. Como hemos comentado, el hacer la aportación no dineraria ya no encarece los costes y, si la aportación no supera los 3.100€, vas a comenzar a la actividad de manera inmediata y, por tanto, vas a darte de alta de autónomos el precio de constituir tu S.L. con Company Express a través del sistema CIRCE será de aproximadamente 265€

Así pues, se abre una nueva oportunidad para los emprendedores ya que se facilita, económica y burocráticamente, la posibilidad de constituir tu propia empresa!

 

¿Porqué es importante emitir el certificado digital a la vez que creo una empresa?

El certificado digital es la herramienta a través de la cual se reciben todas las notificaciones y comunicaciones de la Agencia Tributaria, su misión es validar y verificar que una firma electrónica efectivamente se corresponde con una persona física o jurídica determinada.

Este certificado es personal e intransferible, igual que el DNI o CIF y da fe de nuestra persona en cualquier procedimiento telemático.

En el momento en que se constituye una sociedad mercantil nace la obligación de descargar todas las notificaciones y comunicaciones administrativas de la Agencia Tributaria mediante certificado digital, así pues este es tan obligatorio como imprescindible.

Además, el certificado contiene diversas ventajas y es que, con esta herramienta recibiremos todas las comunicaciones de hacienda de manera telemática, permite la realización de gestiones ante la Seguridad Social, el ayuntamiento o el envío de cartas, telegramas y buro fax desde tu misma oficina. Así mismo, faculta para la presentación de todo tipo de documentación, como por ejemplo, la presentación de los modelos de IVA (036, 037, 111) entre otras muchas.

Dicho de otra manera, el certificado digital ahorra tiempo de espera en la Administración Pública, facilita la presentación de la documentación a tiempo y asegura el recibimiento y envío de todo tipo de comunicaciones y notificaciones esenciales para el buen funcionamiento de tu empresa.

En definitiva, si lo contrata en el momento de la constitución de la Sociedad, podrá formalizarlo ante el notario a la vez que constituye la empresa, evitando desplazamientos, gastos adicionales y además se asegura que recibe todas las comunicaciones de la Agencia Tributaria desde el primer minuto de vida de la empresa.