Sociedades Limitadas de formación sucesiva

Las Sociedades Limitadas de formación sucesiva son Sociedades de Responsabilidad Limitada que se pueden constituir con una cifra de capital social inferior al mínimo legal (3.000€), y hasta que no se alcance la dicha cifra, la  sociedad de Responsabilidad Limitada estará sujeta a dicho régimen de formación sucesiva. Para su Constitución no será necesario acreditar la realidad de las aportaciones dinerarias de  los socios, pero los socios fundadores o posteriores, responderán solidariamente frente a la sociedad y frente a los acreedores sociales de la realidad de dichas aportaciones.

Las Sociedades Limitadas de formación sucesiva, deberán ajustarse a los siguientes requisitos:

 – Destinar a reserva legal una cifra al menos igual al 20 por ciento del beneficio del ejercicio, sin límite de cuantía.

 – Sólo podrán repartirse dividendos a los socios si el valor del patrimonio neto no es o, a consecuencia del reparto, no resultare inferior al 60 por ciento del capital legal mínimo.

– Sin  perjuicio de la retribución que les pueda corresponder como trabajadores por cuenta ajena de la sociedad o por prestación de servicios profesionales, la suma anual de las retribuciones satisfechas a los socios y administradores por el desempeño de tales cargos durante los ejercicios en los que la Sociedad se halle en formación sucesiva, no podrá exceder del 20 por ciento del patrimonio neto del correspondiente a cada ejercicio.

– En caso de liquidación de la Sociedad, voluntaria o forzosa, si su patrimonio  fuera insuficiente para atender al pago de sus obligaciones, los socios y los administradores de la sociedad responderán solidariamente del desembolso de la cifra de capital mínimo establecida en la Ley.

Vemos, por todo lo expuesto, que se trata de Sociedades que acaban adoptando la forma de Limitadas, pero que se benefician de la facilidad de no tener que aportar ni acreditar el requisito del capital mínimo para poderse constituir.